Exportación, solución para la crisis de mercado?

  • Cuando una empresa o Grupo de Empresas se plantea salir a los Mercados Exteriores debe realizar un planteamiento muy completo y un Plan de Negocios independiente del general que hayan estado utilizando hasta ese momento.

     

    Esto es más fácil decirlo que hacerlo, ya que cuando el mercado interior funciona bien, nadie piensa en los Mercados Exteriores, lo que es un gran error.

     

    La Exportación, los mercados exteriores tienen una forma diferente de plantear la comercialización, hay cuestiones que nos plantearan que nunca nos plantearía nadie en el mercado interior.

     

    La dinámica y la inercia de reacción es diferente a nuestro mercado interior, y además diferente entre cada país.

     

    Lo habitual es que en nuestro país llevemos años promocionando nuestra Marca, por lo tanto estará, mejor o peor, situada en el Mercado, en el exterior habrá que procurar situarla lo antes posible si queremos introducirnos y consolidarnos en cualquier país.

     

    En nuestro mercado no suele influir la divisa en que vendemos, pero no es así en el resto de mercados, las áreas geográficas están divididas entre dos posibles divisas el USD y el Euro, por lo tanto cualquier oscilación en la paridad influirá y mucho en nuestras posibilidades.

     

    Se suele "desembarcar" en un país de cuatro formas diferentes:

    • Participación en una Feria

    • Nos contactan unos interesados en una Feria interior
    • Participamos en una Misión Comercial
    • Hacemos una visita de prospección

    Lo mejor es una mezcla estudiada de todos los métodos y apoyándonos en las nuevas tecnologías y la Globalización.

     

    Normalmente no tendremos la información necesaria para acometer la comercialización en un país, y menos si es en un idioma diferente al nuestro.

     

    Dicho lo anterior veamos como ha influido la crisis terrible por la que atraviesa nuestro país en estas acciones; disminuye la cifra de venta y entramos en pérdidas, como no reaccionamos a tiempo, por la idiosincrasia propia del pueblo español, lo hacemos tarde y pensamos que hay que vender fuera, de una forma u otra buscamos cómo hacerlo, es decir a la vez que emprendemos regulaciones de plantilla que son muy costosas, tenemos que invertir en apertura de mercados, la consecuencia: nos entran las prisas y cometemos el error de valorar las acciones en el exterior como si fuesen internas y nos desesperamos al ver que los resultados, que los hay, son lentos y lógicamente no son suficientes para arreglar la situación.

     

    Nuestro consejo, para las empresas que aguanten esta crisis y empiecen a entrar en beneficios, no olviden, algo muy normal, su plan de expansión a los mercados exteriores, lo agradeceran la siguiente crisis que seguro que vendrá.

     

    En próximos post, explicaremos cómo, introducirse, cómo situar la Marca y la manera de hacerlo lo más barato posible.

     

     Noviembre 2011

     
0 comentarios